Máquinas de guerra antiguas: el Trabuquete

Autor: Xavier Pané Seall

En el presente artículo se explica la historia y el funcionamiento de un diseño de ingeniería surgido en la edad media, el trabuquete, también conocido como fundíbulo. Esta arma de grandes dimensiones era utilizada por los ejércitos medievales para destruir, con sus grandes y pesados proyectiles las murallas de las fortalezas medievales y derribar edificaciones que quedaban dentro de de las fortificaciones. Producía grandes destrozas a las construcciones enemigas hecho que facilitaba mucho el asedio para el ejército atacante.

Un elemento importante era que con la ayuda de otros ingenios para el asedio, podía atacar las fortalezas enemigas des de una distancia segura, durante días y hasta meses, sin que la caballería y la infantería tuviesen que emplearse a fondo. De esta forma iban desgastando al enemigo que cada vez se veía más acorralado y debilitado ya que no podía abastecerse fuera de sus fortalezas de comida ni de material de construcción para poder alimentar a sus ciudadanos y soldados ni para poder reconstruir los desperfectos causados por los proyectiles.

Esta arma facilitaba a los atacantes destruir la parte superior de las murallas de las fortalezas enemigas, provocando orificios, en los que los combatientes podían asaltar los castillos enemigos, de forma más directa.

Esta arma de grandes dimensiones fue posterior a la ballesta o la catapulta de los griegos y los romanos. De hecho resulta interesante, ya que en la edad media se utilizaron también estas otras armas, pero se conoce que el fundíbulo tenía preferencia ya que era capaz de lanzar proyectiles más pesados de hasta  136 kg (300Ibs) con lo que superaba hasta seis veces la capacidad de carga de las catapultas y a una distancia mayor, contaba así con una potencia de fuego mayor.

A pesar de sus buenas prestaciones en combate también contaba con algún inconveniente, como era el transporte y montaje en el campo de batalla. Para montar estos ingenios se necesitaban varias personas, hecho que requería que su montaje fuera lento y laborioso.

fundíbulo layout.jpg

CARACTERÍSTICAS

El material de que estaban construidos estos ingenios eran la madera y cáñamo. La madera era el material principal de lo que estaban hechos.

El mecanismo de funcionamiento de estos aparatos consistía en un juego de poleas que mediante cuerdas tensaban una larga viga, en la que en un extremo había una grande cesta dónde se ponían los proyectiles, que acostumbraban a ser grandes rocas o bolas de barriles de brea, o bolas de arcilla empapadas de aceite que se encendían. Al otro extremo había un gran peso que producía la inercia en el momento del lanzamiento La viga se tensaba mediante un trinquete que la hacía bajar. En el momento del lanzamiento se destensaban las cuerdas que recogían la viga de madera y está salía disparada con toda la inercia producida por el gran peso que albergaba en el otro extremo. El resultado de dicho proceso era el lanzamiento de un proyectil de grandes dimensiones y peso a una distancia lejana de unos trescientos veinte metros.

La estructura de estos complejos aparatos tenía que soportar grandes cargas y esfuerzos mecánicos. Por este motivo, estos aparatos contaban con una sólida base dónde se asentaba toda pesada estructura. Des de la cual se alzaban unas grandes y pesadas patas de madera que estaban apuntaladas las unas con las otras, configurando de esta forma una estructura rígida que podía aguantar las embestidas de los lanzamientos de los proyectiles a la que estaba expuesta.

 trebuchet.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s